Páginas vistas en total

lunes, 14 de noviembre de 2011

Me da igual !

Porque me da igual todo, quien dice que no pudo sacar mi paraguas cuando hace demasiado sol. Quien dice que no puedo ir en tirantes en pleno invierno. Quien dice que dar vueltas a toda velocidad al paraguas cuando esta mojado es de mala educacion. Quien? Porque cuando me entere de quien dice todo eso le dire que sus normas son estupidas porque el paraguas hace que te de menos el sol, pasar frio hace sentir menos el dolor interno, el frio no te deja sentir ninguna parte de tu cuerpo. Y le dire ademas que amo ver la cara de los de mi alrededor cuando les salpico todo el agua de mi paraguas.Y si aun le queda alguna respuesta, entonces me dare por vencida, pero jamas dejare de hacer las cosas que me encantan :)

Hoy, si!

-Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar, decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz. Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos. Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui. Me dejó de importar quién ganara o perdiera ahora me importa simplemente ser mejor que ayer. Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien 'Amigo'. Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, el amor es una filosofía de vida. Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente. Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás. Aquel día decidí cambiar tantas cosas. Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad. Desde aquel día ya no duermo para descansar, ahora simplemente duermo para soñar.

já!(:

Se quería reír de mi. Se creía más fuerte que yo. Lo siento, pero no vas a esbozar ni una pequeña sonrisa mientras yo esté aquí. Jugaste muy bien tus cartas, he de confesar que llegue a pensar que tú ibas a ganar, sufrí mucho por tu culpa, conseguiste que pensara en mantenerme al margen. Fuiste mejor actriz que yo, que es difícil, tuviste todo a tu favor y pudiste hacer que yo desapareciera para siempre de su vida. Pero ya te avisé, no soy un hueso duro de roer, y brillo demasiado como para esperar en la sombra, pero esperé a que cometieras el más mínimo error para agitar mi maravillosa melena, y que el cayera de nuevo rendido a mis pies, y así fue. Volví a embrujare, con promesas que he cumplido, asumiendo errores de los que he aprendido. Te quedase sola, por fría, por mala y por calculadora., Tu le utilizaste, yo me moría por el... me dijiste que si de verdad le amaba que le dejara ir y que si algún día volvía, es que era mio, y si no nunca lo había sido. Y volvió, como debía ser, porque es mio y yo soy suya... Desde entonces has intentado volvérmelo a arrebatar, tu y las tuyas, que todas igual de patéticas habéis fracasado estrepitosamente en los mil intentos. Recuerda que sabe más el diablo, esta vez no por viejo, si no por diablo, porque yo de buenas soy muy buena pero a malas soy la peor. Podrías llamarme reina de las maldades, pero me conformo con Satán. No me considero una persona mala, salvo si hablamos de ti. Conseguiste hacerme tanto daño, me destrozaste tanto el orgullo, que no te tengo ningún respeto ni pena ni nada. Lo único que provocas en mi es asco. Me has enseñado que lo que no te destruye te hace más fuerte. Ya sus ojos tu eres mala, eres una mentirosa, una comecocos, un coco, destructiva, despiadada... y yo soy buena, luchadora, sensible, cariñosa, una muñeca... Bueno sinceramente no se si soy así pero estoy segura de que tu no piensas lo mismo.

Si, tú!

Eh tu, si, tú, ese que se hace llamar Destino. Si lees esto que sepas que no podrás conmigo, soportaré esto y mucho más. Seguiré buscando. Da igual todas las piedras que me pongas en el camino, me da igual lo grandes que sean, el color, la forma y el porqué estén ahí, a modo de obstáculo. Ninguna de ellas logrará que deje de intentar ser feliz, que deje de luchar por todo eso que vale la pena. Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de alcanzar todo aquello que busco, no dudes que iré a por ello.
Loading...
Se ha producido un error en este gadget.